2º Viaje

Querida Francia: Te veo triste, la melancolía con la que vives es evidente. Ya traías una cultura de posguerra y con eso fue más que suficiente para caer de nuevo, es como una herida a punto de sanar: se te olvida y por descuido te pegas de nuevo en ella. No decaigas Francia, yo sé que necesitas de héroes que te hagan creer que se puede volar, pero no todo está allá arriba, aquí abajo también tienes amor. Te crearon personas infinitamente valiosas que desde el cielo te cuidan, sí, pero no por eso debes reunirte con ellas, desde donde están te cuidan, ten fe y verás que pronto amanecerá, desde Nicolas Poussin hasta Toulouse-Lautrec, pasando por Monet y Degas, cada uno de ellos te prestará una pincelada capaz de sanar hasta la herida mas profunda. Con cariño, Konz.

Anuncios